Somos | Contactenos

Secretos guardados

Había un hombre de los fariseos que se llamaba Nicodemo, un principal entre los judíos. Este vino a Jesús de noche, y le dijo: Rabí, sabemos que has venido de Dios como maestro; porque nadie puede hacer estas señales que tú haces, si no está Dios con él. Respondió Jesús y le dijo: De cierto, [...] Leer más... »
Palabra de Vida
Por lo cual, animaos unos a otros, y edificaos unos a otros, así como lo hacéis.